PORTADA | NOTICIAS | CLASIFICADOS | TARIFAS | MEDIOS | PIZARRA | ARCHIVO | RSS | CONTACTO
Año 1 - Edición Digital - Miércoles 31 de Diciembre de 1969 - Zapala - Neuquén - Patagonia - Argentina
SOCIEDAD | DEPORTES | CULTURA | POLICIALES | POLITICA | GREMIALES | HISTORIA | OPINION | CORREO LECTORES | EDITORIAL
SALUD   jueves | 31-01-2019 | 08:20
Salud difunde medidas preventivas por las altas temperaturas

Las recomendaciones son para poder disfrutar del calor, el sol y las actividades al aire libre sin dañar la salud. Algunos ejes son hidratarse, comer variado, protegerse del sol y evitar incidentes en el agua.


El ministerio de Salud difundió algunos consejos ante las altas temperaturas que se registran en esta época del año, para poder disfrutar igualmente del calor, el sol y las actividades al aire libre. Según se informó, es importante protegerse del sol, hidratarse, alimentarse adecuadamente, reconocer un golpe de calor y tener precaución al realizar actividades acuáticas.

Indicaron desde la cartera sanitaria que ante cualquier eventualidad la comunidad puede llamar al número de emergencias médicas 107 y reportar la situación.

En cuanto a los alimentos, indicaron que es fundamental mantenerse bien hidratado. Consumir abundante agua es importante, ya que el exceso de calor y la sudoración propia del verano favorecen la deshidratación, lo que es particularmente peligroso en el caso de los niños y los ancianos.

En verano se recomienda consumir alimentos frescos, ensaladas, combinando varias hortalizas, dando prioridad a estos alimentos ya que aportan agua, fibra, hidratos de carbono, vitaminas, minerales y antioxidantes. La fruta se sugiere consumirla al menos tres por día, ya que hidrata y mantiene las defensas. Estas últimas aportan antioxidantes, vitaminas, minerales y fibra.

En cuanto a otros alimentos es aconsejable incorporar vegetales de color rojo, amarillo o naranja ricos en betacarotenos y otros antioxidantes; panes, arroz y cereales integrales; legumbres; y pescado. Se recomienda evitar el consumo de bebidas alcohólicas, ya que deshidratan y no son saludables.

Es imprescindible preservar la cadena de frío de los alimentos, sobre todo en el verano; así como también la higiene al manipular los alimentos y el lavado de las manos para evitar posibles intoxicaciones alimentarias.

Para los bebés, hay que aumentar la frecuencia de la lactancia materna, la que debe ser exclusiva hasta los seis meses de edad y continuar, junto con alimentación complementaria adecuada, hasta los dos años de edad.

El calor puede producir efectos perjudiciales para la salud de las personas, sobre todo en bebés, niños, adultos mayores y enfermos crónicos. Por eso, es fundamental evitar las horas más fuertes de sol, esto es, desde las 10 a las 16. Si en ese horario se elige estar en la pileta, la playa o hacer ejercicio, es imprescindible usar protección solar y gorra. El protector debe ser acorde al tipo de piel. Se debe usar 30 minutos antes de la exposición al sol y repetirlo cada hora u hora y media.

Si bien es muy saludable mantener durante todo el año la actividad física, aunque sea 30 minutos de caminata, trote, bicicleta o natación, es prioritario cuidarse de las altas temperaturas al realizar alguna actividad recreativa.

También se deben tomar precauciones al realizar actividades acuáticas -en piletas de lona, fuentones, piscinas, canales, ríos y lagos- para evitar lesiones graves y ahogamientos. Además de respetar las reglas y utilizar lugares habilitados como balnearios. Se recomienda a padres y adultos tener especial cuidado con los niños y supervisarlos, incluso en piletas de plástico o lona, fuentones y tachos, con escasos centímetros de agua.

Es necesario que los bañistas -antes de zambullirse en ríos y lagos de la región- verifiquen la profundidad del agua, como así también que no haya objetos o personas con las que se pueda golpear. Se aconseja evitar el consumo de alcohol y las comidas copiosas antes de ingresar al agua, para prevenir calambres y estar atentos a acciones riesgosas.

Ante la presencia de una persona que se está ahogando en aguas profundas o turbulentas, no se debe intentar un rescate si no se está entrenado para ello. Sólo corresponde avisar al socorrista o buscar el apoyo de personas calificadas.
(20190131082001) | Tiempo de lectura 03:08 (627 palabras)

Pulse aquí para ir a la noticia anterior.   
Acceso
Creación del sitio 15/02/2012 -
Desarrollado por Editorial Patagonia Activa
® 2003-1969
Datos AFIP